De curioso:

Baterías explosivas, algo que no es ajeno a Samsung

Ya pudimos leer cómo en los últimos días, la gran compañía y mayor fabricante de teléfonos celulares en el mundo, Samsung, pasó de ser una líder mundial, a caer en uno de los pozos más profundos que jamás habrían imaginado, luego de que se reportaran en varios lugares del mundo que sus teléfonos explotaban, debido a problemas en la batería.
Y peor aún, luego de realizar el cambio de millones de equipos, este problema continuó, por lo que tuvieron que tomar la difícil decisión de dejar de vender sus productos, perdiendo 10.000 millones de dólares debido a este negocio. Pero claro que esto no sólo le ha sucedido a esta empresa, sino que hay varios ejemplos de sobra para remarcar, como veremos a continuación.

Para entender un poco lo que ha sucedido en estos casos, primero debemos saber que las baterías utilizadas no son las comunes y antiguas que se han usado en todos los teléfonos móviles a través de la historia, sino que ahora se utilizan baterías de iones de litio, la cual es mucho más pequeña, puede almacenar muchísima más energía (por lo tanto, requiere de menos cargas), y claro, debido a esto, los usuarios incrementarán de forma inmediata. El problema surge que, si se intenta avanzar demasiado con esto, las baterías no a
guantarán tanta energía, y por lo tanto explotan, como ya ha sucedido.

Uno de los casos más recientes se le puede atribuir a General Motors en el 2011, cuando diseñaron un auto eléctrico llamado Chevrolet Volt, el cual contaba, como Samsung, con una batería de iones de litio, por lo que el resultado que puede esperar es el obvio, sus autos explotaban y se prendían fuego.

Pero claro, siguiendo la lógica de lo que pasó con el Galaxy Note 7, en GM abusaron de la confiabilidad de este tipo de elemento, por lo que apenas salieron al mercado los primeros autos, se registraron varios casos en el que las baterías explotaban o se comenzaban a prender fuego, y pensemos que no es un pequeño celular, sino que es un auto y los daños pueden ser fatales. También es conocido el caso de los aviones B787 Dreamliner, el cual operaba principalmente gracias a sus baterías, las cuales tenían un problema similar, por lo que tuvieron que hacer grandes cambios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*