De curioso:

Braava, la limpieza con ayuda de la tecnología

Si eres un espectador de las películas que se realizan en Hollywood, seguramente habrás visto que en muchas casas de Estados Unidos tienen pequeños robots que son los encargados de limpiar la casa, los cuales con tan sólo darle al botón de encendido comienzan a recorrer la casa limpiando todo, aspirando el polvo, y cada vez que se chocan una pared o están cerca de una escalera, se frenan y giran para seguir limpiando más zonas de la casa, así como también esquivan las zonas las cuales ya han sido limpiadas.
Esto no es algo creado tan sólo para las películas y para mostrar posibles inventos del futuro, sino que es algo que ya está disponible en todo el mundo, y que ahora, de la mano de iRobot, suma un nuevo competidor, Braava, que espera ser una competencia en el mercado y ganar usuarios gracias a su rendimiento y capacidad de limpieza.

Diseñado para limpiar superficies generalmente duras, Braava cuenta con sensores que le permiten recorrer habitaciones de hasta 25 o 30 metros, para así mantener la casa en orden, pieza por pieza. Estos mecanismos, a pesar de ser poco conocidos por la gente, ya son bastante comunes en otras regiones del mundo, por lo que tan sólo debemos esperar algunos años para comenzar a ver que en la casa de familiares o amigos ya tienen uno, claro que al principio, por el precio, tal vez un poco elevado, no sea tan notorio, con el paso del tiempo y la suma de competidores que rebajen sus precios, será mucho más normal.

Cuenta con una almohadilla la cual puede ser utilizada para limpiar en seco, osea sacar el polvo, o hacer una limpieza más profunda con un sistema húmedo, para que los pisos reluzcan de brillo gracias a su accionar. En cuanto a la batería, se podría decir que es parecido a un celular, ya que cuenta con una que se puede sacar del limpiador y ser recargada para más limpiezas, y su precio, en Argentina, ronda los 6500 pesos, aunque todavía se deberá esperar unos días para ver si ante la demanda, suba o baje un poco, ya que los primeros días son para entender qué tanta necesidad de este producto hay en la zona y allí establecer un precio fijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*