De curioso:

Células de cebollas, usadas para crear fibras musculares artificiales

La ciencia no nos deja de asombrar

Un grupo de investigadores pertenecientes a la Universidad Nacional de Taiwan, mediante un estudio experimental consiguieron desarrollar un músculo o más bien, fibras musculares a partir de células de cebolla, un descubrimiento que seguramente cambiará la vida de muchas personas con el paso del tiempo y las nuevas tecnologías que aparecen día a día.

El innovador tejido, que resulta importante para las industrias de prótesis biomecánicas, logra contraerse o dilatarse mediante impulsos de bajo o alto voltaje de corriente eléctrica, que significan la tensión aplicada, justo cómo funcionan los músculos naturales.

Según los desarrolladores, el objetivo principal era generar fibras musculares más versátiles, que pudieran deformarse u optar por posiciones específicas en función de tensiones aplicadas, pero resultó abrumador el ver cómo, las células tratadas cuidadosamente, tendieron a dilatarse y a contraerse en función de pequeños impulsos eléctricos.

Para la formación de estas fibras musculares artificiales, los investigadores pensaron en el uso de las células epidérmicas de las células de la cebolla como herramienta para la construcción de un músculo versátil. En éste experimento, trataron las células con ácidos de bajo PH para sustraer la hemicelulosa, sustancia que fomenta la rigidez entre las capas de las células epidérmicas del vegetal. Posterior a esto alongaron las células y las dispusieron como si de alguna fibra muscular se tratase; al aplicarle una tensión eléctrica los resultados fueron increíbles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*