De curioso:

El préstamo en la vida de las personas

¿De donde salió la figura del préstamo?

Esta figura sin importar la edad está presente en nuestras vidas desde que podemos comunicarnos, en lo que somos infantes siempre vamos a tener esta figurar presente en nuestras vida, préstame la muñeca, préstame el sacapuntas, préstame la bicicleta. Ya a esta edad los niños  comienzan a manejar el concepto del préstamo.

Este vocablo es originario del Latín Praestariun, que describe la actividad que a través de la historia los humanos hemos venido realizando desde  mucho antes que el dinero hiciera su aparecieron en nuestras vidas como la panacea de nuestros problemas a la hora de intercambiar cosas.

¿Cómo se ha desarrollado ésta actividad?

En todo el mundo esta figura financiera ya está  instaurada como una  actividad reglamentada en casi todos los países, pero en algunos los intereses son muchos más altos que en otros y muchas veces los familiares son los que asumen esta figura de dar préstamos económicos  a sus familiares.

Son muy pocas las personas que a través de su vida nunca han utilizado esta figura, el préstamo es un instrumento que llegó a la vida del ser humano como un herramienta de ayuda para el crecimiento personal o industrial y en el área hipotecaria es mucho mayor el porcentaje de personas que a nivel mundial hoy por hoy están pagando un préstamo por la compra de su vivienda.

Pero los países desarrollados son los que tienen un elevado número de ciudadanos con cualquier forma de crédito desde la tarjeta, los créditos personales en diferentes modalidades y los industriales.  Y la seguridad que en estos países se les da a los usuarios de este tipo de instrumento es una legislación clara, bien diseñada y sobre todo que se respeta y se hace cumplir.

Siempre que necesites recurrir a este instrumento  trata de hacerlo  por los bancos establecidos en tu región, jamás caigas en los prestamistas fuera de la ley, porque puedes terminar mucho peor que con un correctivo, podrías terminar en la cárcel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*